El precio de enfriar al mundo

Spread the love

Conforme nos adentramos en el verano, en todo el país, así como en todo el hemisferio norte, esperamos una alza de temperatura. Esta expectativa esta basada en datos, pues los últimos cuatro años hemos vivido las cuatro temperaturas récord en toda la Historia. Estos aumentos de calor, en miles de establecimientos como en millones de hogares, se traduce en uso de aires acondicionados.

En un artículo publicado en mayo del 2015, la revista científica Proceedings of the National Academy of Science (PNAS) asegura que los ingresos promedio, así como las temperaturas a nivel mundial, han causado que las personas compren unidades de aire acondicionado (ACU en inglés) a un ritmo alarmante. En China, por ejemplo, las ventas de ACUs en los últimos ocho años han incrementado en más del 100%.

Si bien México es un caso particular, el artículo habla específicamente sobre la adquisición de ACUs en la población del país. Las temperaturas en la República, a diferencia de otros países, son notoriamente variables según la región. Este mapa de temperatura media anual ilustra esas diferencias:

Picture1

Estas variaciones provocan que nuestras tendencias en cuestión de uso de aires acondicionados no sean uniformes. En la Ciudad de México, por ejemplo, es una excepción que los hogares tengan alguna forma de climatización, e incluso en hogares de mayor nivel de ingresos el uso no sube a más del 10%. En lugares como la Península de Yucatán, por el contrario, la adquisición de ACUs aumenta de manera importante según el ingreso anual, llegando hasta un 80%. Bajo este modelo, se espera que, en un par de décadas, el 100% de las viviendas en zonas urbanas de altas temperaturas tengan algún tipo de unidad de aire acondicionado.

Nuestro país, en conjunto con Estados Unidos, China, Brasil e India, se encuentra en la lista de los 12 países que más ACUs adquieren cada año. En mayo de este año, la Agencia Internacional de Energía predijo que, para el 2050, el mundo destinará más electricidad en enfriamiento que lo que China usa actualmente en total. Para ese año, el número de ACUs en México aumentará de 16 millones a 126 millones de unidades.

Por supuesto, igual que las ventas y temperaturas, la eficiencia de nuestros aires acondicionados ha aumentado. Hoy en día, una unidad nueva de AC consume aproximadamente la mitad de la energía que una en 1990. Si embargo, esta regla tiene un amplio grado de disparidad: mientras que países como Japón utilizan, en promedio, aires acondicionados 25% más eficientes que los utilizados en México y EEUU, otros países como India continuan utilizando unidades antiguas e ineficientes en grandes cantidades.

El uso desmesurado ha generado un ciclo de calentamiento en las grandes ciudades. Para enfriar una habitación, una ACU debe eliminar el calor en el ambiente y redistribuirlo en otro sitio. La mayoría de las unidades de aire acondicionado funciona ventilando aire caliente hacia afuera de la casa o edificio en el que está (dejamos un video de SciShow que explica de forma sencilla el funcionamiento). Debido a esta inserción de aire caliente en el ambiente, se estima que suficientes hogares con climatización son capaces de subir en 1ºC la temperatura de una ciudad durante las noches. Este aumento vuelve más probable que más hogares instalen ACUs, contribuyendo al aire caliente que sale a las calles.

Picture2

El ciclo de calentamiento empeora por otros factores, principalmente por el calentamiento global. India, por ejemplo, se encuentra, en promedio, un grado centígrado más arriba en comparación con el siglo pasado. Esto ha llevado a que las grades ciudades tengan más días denominados de “grado de enfriamiento”, es decir, días en los que las temperaturas son lo suficientemente altas para requerir usar aires acondicionados.

Con suficientes días en grado de enfriamiento, no tener acceso a ACUs puede ser mortal. En 1995, una onda de calor en Chicago mató a más de 700 personas, y las ondas del 2003 en Europa y 2010 en Russia mataron a decenas de miles cada una. La presencia del aire acondicionado ha recortado muertes por calor en algunos países en más de 75% desde su auge en 1960.

Todos estos factores nos colocan en un dilema. Por un lado, el enfriamiento desmedido de nuestros espacios nos ha cobrado un aumento de temperaturas y un consumo eléctrico gigantesco. Por otro lado, el uso de aires acondicionados ha aumentado la calidad de vida de millones de personas alrededor del mundo. Un reportaje del podcast 99% Invisible habla incluso sobre cómo la distribución demográfica en Estados Unidos no sería igual sin ACUs que convirtieron zonas como los estados de Arizona y Florida en prospectos habitables (lo cual incluso pudo haber influido en la elección del presidente Ronald Raegan en 1980).

Las razones por las cuales dependemos de los equipos de aire acondicionado son lo suficientemente importantes para obligarnos a ser conscientes sobre qué tipo de equipos compramos. Energy Star, el programa de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, creó una guía para ayudar a los usuarios a seleccionar la mejor unidad de aire acondicionado dependiendo de factores como el área del espacio a enfriar. En S2G, adaptamos este gráfico para usuarios en la República Mexicana y virtualmente cualquier otro país de habla hispana:

ACs1

ACs2
Imagen creada a partir de https://www.energystar.gov/products/heating_cooling/air_conditioning_room?qt-consumers_product_tab=2#qt-consumers_product_tab 

Si este verano se encuentran en alguna ciudad que esté por encima de los 30ºC, les sugerimos mantenerse lejos del calor el mayor tiempo posible, hidratarse bien y, si buscan comprar un equipo de aire acondicionado, hacerlo pensando en cómo este extraordinario invento impacta sobre todos nosotros.

Deja un comentario